Saltar al contenido

Cuero de potro

Cuero de potro

El cuero de potro producido a partir de la piel de un potro nos permite trabajos con características similares a las que obtenemos a partir del cuero de vaca. Como diferencia principal es la calidad, que a pesar de no tratarse en ningún momento de calidad mala, si hay que aclarar que es ligeramente inferior a la calidad del cuero de vacuno.

Como dato interesante y a tener en cuenta, es que las propiedades físicas de este cuero pueden ser distintas dependiendo de la sección del animal de donde provengan. En la parte de delante del animal su piel es ligera y la textura es similar a la de el cuero de caprino. Por contra, en la parte superior trasera del animal, se puede obtener un cuero más grueso y compacto.

Usos y particularidades del cuero de potro (piel de potro)

La piel de potro es muy utilizada, ya que su resistencia la hace duradera. Sobre todo se utiliza en guarnicionería. No por ello, se tiene que pensar que esta piel es mala para utilizarla para hacer zapatos o cualquier tipo de marroquiería. La piel del caballo, al ser este un animal con una vida, normalmente, libre y plena, es una piel que tiene ciertos arañazos, es decir, al curtir la piel y convertirla en cuero, estos arañazos no van a desaparecer.

Normalmente, este tipo de pieles se trabajan en grosores que van desde los 1,2 mm hasta los 1,4 mm. Y los colores que tienden a ser más demandados son los de tonalidad tostada.

Es sin ningún género de duda un gran cuero.

¿Cómo descarnar la piel de potro? – Cuero de potro

Existen diferentes procesos para descarnar la piel de potro, entre otros y a modo de curiosidad, podemos ver en el siguiente enlace, como se descarna la carne de potro utilizando una botella lisa y un cuchillo muy afilado.

Puedes ver productos de cuero en el siguiente enlace.